Misiones, Tuesday 24 de March de 2020

Desde que comenzó la cuarentena obligatoria, y se empezaron a cerrar las fronteras, unos 9.000 argentinos regresaron al país a través del paso fronterizo de Puerto Iguazú. 

Desde el sábado la provincia logró dar ayuda a 1.500 de esas personas para que hoy puedan estar completando la cuarentena en sus hogares.
 
La mayoría de ellos personas con domicilio en Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y otros distritos, que estaban de vacaciones en las playas de Brasil, o que estaban en otros puntos del planeta y que ante el cierre de vuelos con Argentina, solo encontraban como opción cercana para su regreso volar a Brasil y trasladarse en micro hasta la frontera con Iguazú, y de allí ingresar al país
Así, Iguazú se convirtió en una ciudad en riesgo permanente de contagio, porque quienes ingresan por allí no solo provienen de Brasil, si no también desde lugares de alta circulación del virus, como España o Italia.
 
Hoy no se tienen registros de cuantos argentinos más quedan por llegar a través de esa frontera, pero lo cierto es que desde hace unos días la activida no para. Sólo el día 19 ingresaron al país poco más de 4.000 argentinos, cifra que fue descendiendo paulatinamente, pero que se sigue contando de a miles por jornada.
 
La situación fue crítica desde el primer momento, y el gobierno provincial se tuvo que hacer cargo de la atención a los repatriados, ya que tanto desde la Municipalidad de Puerto Iguazú como desde dependencias nacional no hubo aportes, más que con algo de gente para atender a los recien llegados, al menos hasta hoy. Misiones puso a disposición de los varados 30 micros con permisos especiales, atendiendo de esta manera a más de 1.500 personas desde el sábado a hoy.
 
Y consiguió que Aerolíneas Argentinas volviera a volar desde el Aeropuerto de Iguazú para llevar gente a las provincias. Hoy habrá tres vuelos, 12.30, 15.30 y 18.30, con destino a Aeroparque, gestión que realizó el gobierno provincial ante la empresa aérea.