Apostoles, Tuesday 18 de June de 2019

Se realizó hoy en nuestra ciudad el Acto Conmemorativo al 198º Aniversario del Fallecimiento del Gral. Martin Miguel de Güemes, en la Plazoleta que evoca su figura en la intercesión de la Av. 9 de Julio y Salta de nuestra ciudad.

La ceremonia fue encabezadapor el Secretario de Gobierno Lic. Oscar Geijo en representación del Ejecutivo Municipal, siendo acompañado por el Jefe de la UR VII Apóstoles Comisario Mayor Víctor Eduardo Maj, junto al Pte. del HCD Lic. Fabián Skuarek, la Concejal Marta Poterala, el Concejal Juan Manuel Ortiz, la Directora de Cultura Prof. Agustina Prates, la Directora de Turismo Téc. Flavia Tarnowski, delegaciones escolares,  invitados especiales y público en general.

Primeramente se realizó la colocación de una Ofrenda Floral al pie del busto que evoca la figura del prócer nacional, para continuar con las palabras alusivas a cargo del Concejal Prof. Juan Manuel Ortiz y tras las mismas se dio por finalizado tan emotivo acto.-

 

DISCURSO DE MIGUEL DE GUEMES

El 8 de febrero de 1785 nació en Salta Martín Miguel Juan de la Mata de Güemes, hijo de un español funcionario de la monarquía y de una descendiente del fundador de San Salvador de Jujuy. Al cumplir los 14 años, entró como cadete en la Compañía del 3er. Batallón del Rey.

Cuando tropas inglesas invadieron Buenos Aires, Marín Güemes partió hacia esa ciudad junto con su Regimiento convocado para la defensa.

Después de producida la Revolución de Mayo, se incorporó al ejército de los patriotas en el Alto Perú y también, desde Buenos Aires, integró las tropas que sitiaron Montevideo (en enero de 1814 San Martín lo designó jefe de las avanzadas del Río Pasaje y cuando en marzo puso sitio a las fuerzas españolas que ocupaban Salta, San Martín informó al Directorio de su triunfo y pidió que lo declararan “Benemérito”).

El frente del norte salto-jujeño fue decisivo y fue Güemes el que estuvo a cargo de la defensa de las Provincias Unidas del Río de la Plata. Su ejército de milicias campesinas estaba organizado pero no actuaba como los ejércitos tradicionales sino que perseguía al enemigo, lo atacaba y se retiraba. Era la guerra de recursos, como la llamaban, lo que a veces hemos conocido como “guerra de guerrillas”. Llegó a contar con 6.600 hombres moviéndose en 150.000 kms2. Los ataques siempre eran sorpresivos, varias veces en un día o durante la noche, impidiendo que el enemigo se pudiera reorganizar, volvían a caer sobre ellos por los flancos o la retaguardia.

No estaba a cargo de la frontera sino de la zona que comprendía los actuales territorios de las provincias de Salta, Jujuy y la zona de Tilcara

En 1815 , el 6 de mayo, el Cabildo de Salta lo designó Gobernador.

En 1817 las tropas realistas al mando del mariscal José de la Serna intentaron nuevamente invadir el norte pero acabaron emprendiendo la retirada, acosados y hostigados por los “gauchos de Güemes”.

Los años subsiguientes, Güemes estuvo a cargo de enfrentar a los realistas en la frontera norte y al mismo tiempo, defender su territorio sobre el que avanzaban desde el sur las tropas que respondían al nuevo gobierno de Buenos Aires que ya había retirado su apoyo a San Martín que realizaba su campaña libertadora de América. Finalmente, estando Güemes  en casa de su hermana Magdalena Güemes de Tejada, «Macacha», al escuchar unos disparos, subió a su caballo y recibió un balazo en la espalda.

Llegó gravemente herido a su campamento de Chamical con la intención de preparar la novena defensa de Salta. Llegó a transferir el mando pero falleció el 17 de junio de 1821 en la Cañada de la Horqueta.

El 22 de julio, animados por su recuerdo, los gauchos de Güemes derrotaron a «Barbarucho» Valdés y expulsaron para siempre a los españoles de Salta.

Güemes fue uno de los principales protagonistas de un período clave. Fue el hombre decisivo en la defensa de nuestra extensa y compleja frontera norte. San Martín mencionó que sin Güemes y los suyos no hubiese sido posible el cruce de los "andes porque frenó  junto a sus gauchos infernales  nueve sí nueve invasiones españolas y ninguna de menos de 3500 hombres. El caudillo salteño escribía,

 

“…Vengan enhorabuena esos imaginarios regimientos de Extremadura, Gerona, Cantabria, Húsares y Dragones y vengan también cuantos monstruos abortó la España con su Rey Fernando a la cabeza, nada temo, porque he jurado defender la independencia de América y sellarla con mi sangre, todos estamos dispuestos a morir primero, que sufrir por segunda vez una dominación odios y tiránica …”

 

Al cumplirse el 198 aniversario de su muerte, recordamos a ese gran patriota que lucho hasta dejar su vida en defensa de la naciente patria.