Misiones, Saturday 9 de February de 2019

La Policía de Seguridad Aeroportuaria, detuvo a una ciudadana argentina en el Aeropuerto de Iguazú, que había querido traficar más de 18.000 pastillas de éxtasis. 

La droga de diseño estaba disimulada en una maleta con doble fondo.

“Este procedimiento fue exitoso gracias al trabajo y el esfuerzo que hacemos todos los días a lo largo y a lo ancho del país. Contamos con efectivos profesionales y comprometidos con la lucha contra el narcotráfico, que trabajan las 24 horas para llevarles tranquilidad a los ciudadanos”, afirmó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien instruyó políticas expresas a la Secretaría de Seguridad que dirige Eugenio Burzaco.

Durante los controles preventivos que realiza la PSA, fuerza dirigida por Alejandro Itzcovich, en el patio de valijas, el personal de la institución observó a través de los equipos de rayos X la presencia de material orgánico de alta densidad en el interior de un equipaje tipo “carry on” que había sido despachado a bodega para abordar el vuelo 1.733 de Aerolíneas Argentinas, con destino a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Al no poder identificar dicha sustancia se solicitó la presencia de la pasajera propietaria de la maleta, y ante la atenta mirada de ella y de testigos convocados se procedió a requisar la misma. Al extraer todo su contenido, se observó indumentarias varias y en el fondo dos paquetes envueltos en papel aluminio. Ante esta situación se trasladó a la mujer con su equipaje y los testigos a otra sala para proseguir con la requisa

Al abrir los paquetes, los oficiales de la PSA encontraron una bolsa de plástico transparente en cada uno de ellos conteniendo gran cantidad de pastillas color verde y naranja. Luego se extrajo una pequeña dosis, la cual sometida a prueba de campo para anfetaminas dio positiva. Posteriormente se contabilizaron ambas bolsas arrojando un total de 18.082 comprimidos. Además, se le secuestraron a la pasajera 7.620 pesos, 2.695 euros, 400 dólares, 154 reales, un celular, una memoria micro SD y documentación de interés para la causa.

La mujer, una empleada de 36 años, quedó detenida, incomunicada y junto a lo incautado fue puesta a disposición del Juzgado Federal de Primera Instancia de la ciudad de El Dorado, a cargo de Miguel Ángel Guerrero.