Apostoles, Monday 15 de September de 2014

La apertura del espacio fue posible gracias a la política de esfuerzo compartido entre el gobierno nacional, provincial, municipal, el Hospital Italiano  y la Fundación Rosamonte.

Gastón Galimberti, especialista en cáncer de piel del Hospital Italiano explicó que hace 8 años vio la necesidad en la provincia de presentar un proyecto a nivel prevención que pudo ser posible gracias a las autoridades de la Fundación Rosamonte. En ese sentido indicó que   la iniciativa buscó un centro de cáncer de piel de las mismas característica que tiene el que está en el Hospital Italiano en Buenos Aires. “Se trabaja con la detección de los tumores y un tratamiento especial para cada tipo de caso donde en general afecta el rostro. Es por eso que uno trata de preservar en las intervenciones faciales las características del rostro para que queden menos secuelas y se optimice la extracción del tumor”.

Asimismo indicó que se trabajará de lunes a viernes gracias al apoyo de médicos locales y especialistas en cáncer de piel. También se buscará generar las condiciones para que el sitio se convierta en un centro quirúrgico donde se puedan realizar intervenciones específicas para el tratamiento de tumores cutáneos al principio en una o dos veces por mes hasta lograr la atención con las mismas características que se da en Buenos Aires porque la cantidad de gente está y es posible.

“Nuestra idea es hacer una red de atención con varios centros en el país en las grandes ciudades y además del que está en Capital Federal la de Misiones es la primera en convertirse en la provincia con el primer centro donde también vamos a querer traer gente de Corrientes, Chaco y porqué no de países limítrofes que puedan ser tratados y que hoy en día están viajando a Buenos Aires”, dijo.

Respecto a la incidencia del sol en la piel el especialista hizo especial hincapié en que no se trata de adoptar medidas prohibitivas sino de fomentar en la población los cuidados para poder disfruta de la vida al aire libre y su hacer cotidiano. “Quizá podamos hacer una ley de protección para los trabajadores rurales de todo el país que están expuesto al sol para tener también mayor protección y acceder tanto a protectores como a ropa adecuada”, dijo y alentó al accionar de la empresa Rosamonte que inmediatamente comenzó y continúa brindando protectores solares a los empleados. “La idea es que este tipo de medidas se adopten desde el sector privado y público tanto a nivel provincial como nacional porque es una necesidad de la población”.